Seleccionar página

Los “Oficios de manos colombianas ” que registra la publicación son:  alfarería, lutería, cestería, tejeduría, hilandería, orfebrería, tabaquería, talabartería, albañilería, sericultura, encuadernación, tipografía, pesca artesanal, agricultura sostenible, herrería, cerámica, bordado, vidriería, talla en madera, construcción de tapia pisada.

Para Mariana Garcés Córdoba, Ministra de Cultura, esta publicación da cuenta del trabajo que se realiza en el Ministerio a través del Programa Nacional de Escuelas Taller de Colombia: Herramientas de Paz, donde se capacitan gratuitamente a jóvenes en oficios tradicionales de su región. “A través de este programa buscamos que en las distintas regiones los colombianos valoren sus oficios patrimoniales, que las tradiciones se conserven y que se transmitan de generación en generación. Si esto no sucede, a futuro, la sociedad perderá su identidad,  no podrá entender su pasado. Por eso, trabajamos por fomentar estos conocimientos, que hacen parte del ser colombiano. Esa es la manera de salir adelante y de construir país. Lo que hacemos desde las Escuelas Taller, es brindar oportunidades a jóvenes, que por cualquier circunstancia no puede acceder a la educación.  Además, dignificamos los oficios, para que el trabajo hecho con las manos y aprendido de nuestros ancestros, sea reconocido socialmente como fuente de saber, identidad y progreso”.
El libro, disponible en español e inglés,  aporta más allá de sus páginas, un programa de becas auspiciado por doce importantes empresas privadas del país, programa liderado por el Ministerio de Cultura que se concretará a partir de enero de 2018 con el apoyo y seguimiento de las Escuelas Taller de Colombia. Así, jóvenes de todo el país podrán acceder a estas becas para aprender oficios tradicionales, de la mano de los maestros portadores del conocimiento.
Un proyecto hecho realidad, para el fortalecimiento de las artes y los oficios, asociados a las políticas para la salvaguardia del Patrimonio Cultural e Inmaterial de Colombia, eso es “OFICIOS de manos colombianas”, una maravillosa publicación de lujo de 264 páginas – en español y en inglés-, con hermosas fotografías a color – más de 240 – que además de presentar, a través de emotivas crónicas, veinte oficios hechos por cientos de colombianos, busca visibilizar la importancia de preservarlos de generación en generación, valorar materias primas útiles y ornamentales y resaltar  el trabajo de muchas familias de este país.
Un libro de colección, con el apoyo del Ministerio de Cultura, realizado bajo la dirección de María Lía Neira Restrepo, con bellas imágenes, producto de la lente del fotógrafo Andrés Sierra Siegert y exquisitos textos descriptivos sobre la tradición e historia de cada oficio, redactados por Alberto Escovar, director de patrimonio del Ministerio de Cultura, con testimonios increíbles de los maestro s portadores del conocimiento.
La obra, editorial MNR,  “está dirigida a todos las personas interesadas  en nuestro patrimonio cultural inmaterial, a quienes valoran la labor de manos prodigiosas y a quienes disfrutan de las historias de seres humanos extraordinarios que ayudan a preservar estos oficios tradicionales que nos identifican”, manifiesta María Lía Neira.
Los protagonistas: los oficios de seres humanos llenos de sensibilidad y agradecimiento por el don que tienen, por haber aprendido un oficio del cual han podido vivir dignamente y ver crecer sus familias. “Personajes generosos, dispuestos a compartir su conocimiento con quien se interese en sus oficios, siempre dispuestos, siempre sonrientes, llenos de historias y enseñanzas de vida”, destaca Neira Restrepo.
Un libro que entrega y resalta  lo  positivo que tiene Colombia.  Un obsequio sin igual y un elogio para la sensibilidad y el corazón de quien lo recibe.