Seleccionar página

Educar sin Culpa

Solapa: Alejandro de Barbieri Sabatino es psicólogo clínico, especializado en Psicoterapia existencial y Logoterapia. Cursó estudios de posgrado en Psicología clínica analítica y de doctorado en Psicología. Es director y docente del Centro de Logoterapia y Análisis existencial (CELAE). Es profesor grado 3 de Análisis existencial y Fundamentos de terapia existencial en la Facultad de Psicología de la Universidad Católica. También es docente del Diplomado de Orientación Educativa y del posgrado de Drogodependencias en la misma casa de estudios.

Desde 1995 dicta talleres, cursos y conferencias tanto de Psicología y Logoterapia como Coaching organizacional en Uruguay, América Latina y Europa. Así mismo ha sido columnista en radio y televisión. Ha publicado los libros Lo que cura es el vínculo (2010) y Economía y Felicidad: una vida con sentido (2012).

Contratapa: Si evitamos que nuestros hijos se frustren, no logramos que crezcan y que maduren. De nosotros los adultos depende reaccionar sin miedo y sin culpa, con amor, puesto que frustrar es educar. Así como el dolor, las frustraciones son inevitables si se quiere vivir en plenitud. Lamentablemente, el cansancio y el estrés nos dejan desgastados emocionalmente y sin fuerzas para limitar las demandas de nuestros h ijos. Es imprescindible, entonces, que los padres -y también los docentes- identifiquemos las causas de nuestro desgaste para así recuperar el entusiasmo por educar y retomar nuestro rol. Tras años de una fructífera experiencia como padre, psicólogo y conferencista, Alejandro De Barbieri ha escrito un manual para ayudar a los padres y los educadores a perder el miedo y la culpa. En estas páginas se plantean soluciones prácticas y sencillas, con ejercicios y preguntas que se pueden discutir en familia y en el aula, para cambiar de actitud y dar lugar a la frustración. Porque no podemos exonerar a nuestros hijos del esfuerzo que implica ser felices.

Sinopsis: Un manual para ayudar a los padres y los docentes a perder el miedo y la culpa que sienten al educar. Soluciones prácticas y sencillas, con ejercicios y preguntas que se pueden discutir en familia y en el aula, para cambiar de actitud y dar lugar a la frustración sin miedo ni culpa.