Seleccionar página

Háblame amor, la nueva propuesta de Adriana Marmorek en el MAMBO

Adriana Marmorek, nominada al IX premio Luis Caballero, en su exposición Háblame Amor, que será expuesta en el MAMBO, propone una revisión de los conceptos efímero y eterno para dos instituciones: el museo de arte moderno y el matrimonio.

¿Qué guarda la gente de un amor? Para responderla, ella está convocando a la gente a donar aquellas piezas que guarda de las personas que amaron y que son importantes aún con el paso del tiempo.

Las piezas entregadas se someten a un proceso de selección y quienes las donan autorizan a la artista a contar la historia de amor asociada a las mismas de manera anónima. Además, durante la exposición, el próximo 28 de diciembre a puerta cerrada se llevará a cabo una quema de las reliquias, en la que solo la artista, los donantes que lo deseen y colaboradores del MAMBO estarán presentes.

Marmorek abre una serie de preguntas relacionadas con lo efímero y lo eterno en el amor y en la institución museo de arte moderno; instituciones que están estructuradas de manera estática. Además, genera preguntas a través de su muestra sobre el contenedor de arte, el museo de arte moderno y su práctica. Las diferentes formas en que nos relacionamos, las nuevas estructuras de familia, el fracaso de la idea “para siempre” y el concepto sobre el amor.

La muestra se realizará entre el 29 de noviembre y el 7 de enero.

Descripción de la obra, según la artista
El arte moderno insertaba al objeto artístico en la categoría de tesoro, el arte contemporáneo lo cuestiona esa clasificación y evidencia su lugar de efímero. La pregunta está en cómo al estar el objeto enmarcado en un concepto contemporáneo, este es entonces de nuevo “tesoro” y “eterno”, conceptos ligados a la modernidad.
Es una propuesta que acepta la finitud, la posibilidad de la repetición, la reproducción, el objeto anónimo. Su propuesta pone elementos de la modernidad contrapuestos a los de la contemporaneidad. A su vez, la reliquia como elemento enunciador de las emociones, dejando ver desde el fragmento la forma de relacionarnos desde lo que se llama ‘amor’.

El amor y su enunciado formal, el matrimonio, que comparte con el Museo de Arte Moderno el concepto de eternidad y que los dos se encuentran ante la evidencia conceptual de su incoherencia.

¿Cómo plantea el museo llamado “moderno” su relación con el objeto como tesoro y su concepto intrínseco de finito? ¿Cómo se plantea la institución por excelencia del amor, el matrimonio ante la evidencia de su finitud? ¿Qué estructura de contenedor social propone la sociedad contemporánea ante la evidencia del fracaso del acuerdo “para siempre” planteado como base económica y estructural de la familia? ¿Qué diría el amor?

Adriana Marmorek
Estudió Comunicación Social y se desempeñó en el campo de la publicidad y la televisión. Realizó una maestría en artes plásticas y visuales de la Universidad Nacional de Colombia. Sus primeras piezas escultóricas las resuelve a través de un trabajo con bronce. Posteriormente, su propuesta plástica se extiende a medios como el vidrio, la fotografía, el video y la instalación con un interés por la alquimia y lo maquínico.

Su obra ha sido expuesta en Colombia, Ecuador, Argentina, Italia, Bélgica, Austria y EEUU. Marmorek. Participó en el Salón de Arte Joven-Artecámara, fue nominada al Premio Bienal de Arte de Bogotá y representó a Colombia en la feria Arco Madrid, entre otros.