Seleccionar página

“es muy extraña ña experiencia de volver a revisar un texto que uno escribió 30 años
atrás o un poco más”, eso dijo en entrevista concedida a Escritores en su tinta Horacio
Castellanos Moya y que usted podrá escuchar este domingo 9 de septiembre por CyC
Radio, la emisora virtual del Instituto Caro y Cuervo: 1:00 pm/am (hora local)

Horacio Castellanos Moya se crio en El Salvador (nació en Tegucigalpa, Honduras, país de
donde era su madre, pero a los cuatro años de edad la familia se mudó a ese país, patria
de su padre). Escapó de allí a los 20 años huyendo de la guerra civil. Regresa, pero
siempre termina yéndose de nuevo y vivido en México, España, Alemania, Japón y Estados
Unidos donde reside en la actualidad. Pero repetidamente, cada vez que se sienta frente a
la pantalla de su computador a escribir novelas, regresa a su país, a la guerra, a sus 20
años y a lo que denomina su herida.
Publicó este año Moronga (literatura Random House) una insólita novela con dos
personajes muy diferentes: Zeledón, un exguerrillero salvadoreño parco en palabras que
trata de borrar su propia memoria torturada, y Aragón, sesudo, aparentemente, profesor
universitario, también salvadoreño, que no para de hablar consigo mismo y que deambula
atrapado por sus miedos, sus paranoias y una insana manía por la pornografía. Ambos
viven en Estados Unidos y por esas cosas del destino, se cruzan y describen dos de las
caras del desarraigo latinoamericano.
Horacio Castellanos Moya realizó sus estudios de primaria y secundaria en el
marista Liceo Salvadoreño y luego ingresó a estudiar literatura en la Universidad de El
Salvador, pero en 1979 los abandonó y partió al extranjero, primero a la York
University de Toronto, en Canadá y, después, a Costa Rica (1980) y México (1981-1992).
En México, trabajó como periodista en la Agencia Salvadoreña de Prensa (Salpress) en los
tiempos de la guerra civil de El Salvador (país al que regresó por un breve periodo en 1991
con el proyecto fallido de iniciar una revista) y fue redactor de los diarios El día y  Excelsior ,
además de corresponsal del periódico hispano La Opinión de Los Ángeles, California. Fue
durante su estancia en ese país que escribió su primera novela, La diáspora, que en 1988
ganó el premio otorgado por la Universidad Centroamericana "José Simeón Cañas".
En 1992 vuelve nuevamente El Salvador, pero en 1999 se traslada a España: después de la
publicación de su novela El Asco: Thomas Bernhard en San Salvador (1997), su madre
recibió amenazas de muerte dirigidas hacia Castellanos debido al contenido con el que
trata algunos temas sensibles; en 2001 vuelve a residir en Ciudad de México.

Entre 2004 y 2006 vivió en Fráncfort, por la invitación del programa Cities of Asylum de
dicha ciudad y durante 2009 fue investigador invitado en la Universidad de Tokio. Reside
en Estados Unidos, donde enseña en la Universidad de Iowa y es un columnista regular
para la revista Sampsonia Way Magazine.
Ha sido distinguido con galardones importantes, como el Iberoamericano de Narrativa
Manuel Rojas, y ha sido miembro de jurados literarios, entre ellos, el Primer Concurso
Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez en 2014.
Horacio Castellanos Moya en Escritores en su tinta de CyC Radio, la emisora virtual del
Instituto Caro y Cuervo.
CyC Radio, la emisora virtual del Instituto Caro y Cuervo, hace parte de la RRUC, la Red de Radio
Universitaria de Colombia. Sintonícenos a través de nuestra página Web: www.cycradio.gov.co;
en TuneIn Radio y en Radio Garden nos encuentra como CyC Radio y en Mixcloud también nos
encuentra como www.mixcloud.com/cycradio
Crédito:
Fotografía Horacio Castellanos: Víctor Ogliastri