Seleccionar página

Transparencia/Triptyque 

Cuenta con un equipo polifacético y multinacional. La obra musical fue creada por James Giroudon Jean, François Estager (Francia) y  la  percusionista Yi-Ping Yang (Francia – Taiwán); La puesta en escena es diseñada por Alexander Morales (Colombia), quien colabora estrechamente con Grame – Centro Nacional de Creación Musical de Lyon cuyo director es el maestro Giroudon y, a su vez con Christophe Lebreton quien crea los dispositivos multimedia, Scottie Huang (Taiwan), Andrés Hurtado y María Rojas (Colombia) están a cargo del video en vivo y  Manuela Arias (Colombia) de  la creación de luces.

Este es un espectáculo de percusión experimental con dispositivos electrónicos. Donde Yi-Ping Yang a través de una interface electroacústica y un sensor de movimiento que crea un muro virtual y un tejido de bio-imágenes. La estrecha relación entre cuerpo y los nuevos medios, permite que cada gesto de la interprete movilice, sonidos, emociones, sensaciones e imágenes que, a manera de deambulación, viajan por el interior del espectador.  Complementa este dispositivo de sensores, un juego de iluminación cicloideo-perimetral, cuyo trazo delinea cada lugar de interpretación, proyección y juego – zonas visuales que se entremezclan entre el claro y el oscuro.

Aunque Transparencia/Triptyque se estrenará en Bogotá, su historia inició en el 2014 en la Habana Cuba, donde el colombiano Alexander Morales conoce a Sandrine Bonnaire y Raja Shakarna, quienes invitaron a estos dos singulares artistas a hacer parte del equipo de trabajo de la obra El Espejo de Jade, la cual tuvo un recorrido por varios escenarios de Francia. Pero la conexión artística traspasó la frontera del idioma y tras culminar las presentaciones, la Taiwanesa lo invita a ser parte de este proyecto al cual se sumarian más de 15 artistas de latitudes tan diversas como el universo que crearon.“Yi-Ping Yang no sólo tiene una energía que cautiva, tiene un virtuosismo y una calidad humana únicas” afirma Alexander.

Es así como se convierte Transparencia/Triptyque en una inmersión sensorial, un viaje al ser profundo del individuo, que se construye en el espacio escénico desde lo sensible y, en el encuentro del cuerpo y los lenguajes interdisciplinares.