Seleccionar página

“En Colombia se ha producido el mayor genocidio, etnocidio y ecocidio de las américas contra la población afrodescendiente”

El profesor Santiago Arboleda Quiñonez, experto en temas de racismo y genoetnocidio, se encuentra en Bogotá visitando la Maestría en Investigación en Problemas Sociales Contemporáneos de la Universidad Central. En entrevista con CyC Radio compartió sus reflexiones concernientes al acuerdo de paz y algunas apreciaciones frente a la migración venezolana en el país, también mencionó los ejes temáticos de su conferencia que ser llevó a cabo el martes 28 de agosto  en las intalaciones de la Universidad.

El tema de las expectativas que los acuerdos de paz han generado en las comunidades, según el profesor Arboleda, viene con un compromiso gubernamental y comunitario grande frente a los retos por cumplir con las víctimas y los territorios para mitigar la guerra.

“La firma del acuerdo de paz ha fijado una esperanza en las comunidades, esperanza de que cese el fuego, la persecución, la violencia, la eliminación física en las regiones de mayor poblamiento afrocolombiano. Sin embargo, también se genera una desesperanza en la implementación. (…) Ligado a la desmovilización se encuentran la ocupación de los territorios que han dejado las FARC por parte de paramilitares, se ha agudizado la guerra con asesinato a líderes que están defendiendo el territorio.”

En el caso de la reparación colectiva e integral a las víctimas, que son representadas por diversas organizaciones y la mesa interétnica territorial, el profesor Arboleda afirma que la firma del acuerdo profesa una serie de elementos que se deben mirar con detenimiento. Puntualmente, menciona la construcción de una memoria del conflicto que conlleve a una verdad integral, base de la justicia para la reconciliación y reparación a los principales afectados por la guerra. Así pues, debe tener una integralidad que enlace la Ley de Restitución de Tierras en todas sus diversas aristas, imposibilidades y complejidades de aplicación.

Frente al tema del racismo y la guerra, Arboleda menciona la operatividad de éste como una reafirmación del mismo en el discurso económico, jurídico y geográfico, que ha permeado a la población afro del país.   “En Colombia se ha producido el mayor genocidio, etnocidio y ecocidio de las américas contra la población afrodescendiente (…) Por ende, si no entendemos esa veta del racismo funcionando y estructurando la geografía de la guerra la verdad queda a medias”.

Su apreciación frente a la migración masiva de venezolanos al país y el posible surgimiento de xenofobia; por una parte, confirmar la falta de preparación del gobierno y una pesada cortina de incertidumbres en las regiones. Por la otra, menciona que, en aras de construir una paz integral, el acuerdo debería contemplar una  paz intercultural que cubra esta nueva crisis humanitaria.

“Nosotros tendremos que lidiar con este problema, no tenemos en claro qué lugar darle a la presencia de venezolanos en el país. Efectivamente es una crisis humanitaria de nivel regional, pero los instrumentos de integración que tenemos en las regiones no dan respuestas claras.”

Por último, habló de este nuevo concepto que trae a colación en su conferencia: el “genoetnocidio”, que busca ser una propuesta para mirar desde un lugar histórico de la racialización y exclusión como efecto del conflicto armado. Recalcó también los ejes de su participación en la ponencia de la Maestría en Investigación en Problemas Sociales Contemporáneos que se lleva a cabo en la Universidad Central.“La conferencia puntualiza en cómo leer y comprender de una manera mucho más holística y compleja el conflicto armado, desde una perspectiva de lectura que consulta los efectos de la racialización y por qué esos ciclos del conflicto se focalizan en determinadas regiones.”