Seleccionar página

La Casa La Maldita Vanidad presenta su programación 2018, donde se destacan la participación de nuevos creadores de la escena nacional, una temporada de repertorio de la compañía de la casa, más de diez estrenos de directores invitados y dos del director Jorge Hugo Marín. Dos salas con una programación permanente a partir del 19 de enero de miércoles a domingo, esperan al público bogotanos para que disfrute de lo mejor del teatro contemporáneo de la ciudad.

“Para crear esta programación, hemos revisado que está pasando en la escena internacional; contamos con obras que son éxito en Nueva York, España y América Latina, que ahora llegan a nuestra sala. Buscamos ofrecerle a nuestro público un teatro moderno que despierte emociones” afirma el director de la Maldita Vanidad. Es así como a través de doce meses de programación ininterrumpida se podrá disfrutar de improvisación, drama, comedia, danza, nuevas dramaturgias iberoamericanas, teatro realista y contemporáneo, a la par de un nutrido programa pedagógico dirigido a actores y directores. Toda programación con beneficios especiales para aquellos que adquieran la membresía.

El 2018 inicia con Improvisaciones Mínimas de la compañía Improvisual Project con la participación de la actriz Marisol Correa; Laurita y las tetas, una historia que gira en torno al cáncer de mama, bajo la dirección de Juan Luna y el estreno de la obra infantil La Nariz de Godol, una fusión de danza y teatro con la dirección de mexicano Saeed Pazeshki. En marzo Alejandro Aguilar y su compañía el Clan presentan Los Pied Pipers una radiografía y grito desesperado a los tiempos modernos.  También en este mes llega una versión libre del Beso de la Mujer Araña en Historias de Arañas y Animales Carnívoros bajo la dirección de Juan Pablo Acosta y en abril la directora Ruth Caudeli nos presenta Cupidmatch.

Entre mayo y junio tendrá lugar la temporada de repertorio de la Maldita Vanidad con las obras: Kassandra, La Tortuga Ciega, Yo he Querido Gritar y la Bailarina y la Escopeta.  En este primer semestre también se estrenará la obra Un Demonio del Bosque del director y dramaturgo Jorge Hugo Marín, primera pieza de ciclo: Dramas neocostumbristas de carácter fatal de la cual hace parte Promesa de Fin de Año, que llegara en septiembre.

En el segundo semestre regresara lo mejor del 2017  y el festival de Stan Up Comedy, además se presentan las obras: Pingüinos una comedia social y gamberra de Teatro Cítrico con la actuación de Carlos Aguilar y Carlos García; el unipersonal de William Guevara Bizarro; de la misma manera, el reconocido director Matías Maldonado, llega al escenario, bajo la dirección de Natalia Helo con el monologo  Cliff del dramaturgo Alberto Cornejero y los hermanos Dávila finalizan el año con la obra #Yotambiennolohice.