Seleccionar página

El Toronto Dance Theatre (TDT) fue fundado en 1968 por Peter Randazzo, Patricia Beatty y David Earle. Desde 1994 y bajo la dirección artística de Christopher House, se ha consolidado como una compañía que está a la vanguardia de la creación de la danza en Canadá. House es “uno de los coreógrafos innovadores más constantes” de  Canadá, según el National Post. Sus obras son aclamadas por la creatividad de su movimientos, la musicalidad y el hábil manejo de múltiples capas de significado. Los bailarines de la compañía son apasionados artistas que juegan un papel esencial en el proceso creativo.

Bajo la dirección de House, el TDT ha abierto sus puertas a colaboraciones con artistas internacionales incluyendo la icónica coreógrafa americana Deborah Hay. Iniciativas como los proyectos de Berlín/Toronto(2009), París/Toronto(2011) y Bruselas /Toronto(2013) traen nuevas y  estimulantes perspectivas a la escena de la danza de Toronto. Además, Toronto Dance Theatre hace presentaciones anualmente en Toronto Harbourfront Centre y en su propio Teatro Winchester  Street Theatre en Cabbagetown, donde comparte su espacio con la escuela afiliada al Toronto Dance Theatre. La compañía mantiene una presencia regular de costa a costa en Canadá y ha viajado extensamente en los Estados Unidos, Europa y Asia.

En esta ocasión, el TDT llega al Teatro Mayor con House Mix, una selección de coreografías de su director, que celebra el pasado, presente y futuro de uno de los “…más constantes e innovadores coreógrafos de Canadá” según el National Post.

El TDT comienza el show con Martingales, trabajo que da rienda suelta  al conjunto de bailarines en un paisaje de velocidad, ritmo y cambios de dirección. Continúa con un extracto de Fjeld, integrado por un dueto y un trío creados para la música sublime de Arvo Part. Luego el turno es paraThirteen, en la que House crea una nueva versión de su célebre obra Glass Houses de 1983, con una nueva y magnífica transcripción para dos marimbas. Después presenta Echo Dark, coreografía que adopta un enfoque contemporáneo de la danza moderna vintage. La presentación termina con una de las piezas favoritas de la audiencia,  Vena Cava, un trabajo clásico de Christopher House, con mucho movimiento, ambientado con la música dinámica del compositor Robert Moran.