Seleccionar página

Claustro de San Agustín
Del 20 de octubre al 17 de diciembre de 2018
Exhibición Permanente

 “A través de un espejo roto, de muchos fragmentos, la exposición recoge el testimonio de uno de nuestros grandes periodistas por su ética y rigor: un testimonio desde el afecto, con la visión de la humanidad de las víctimas para hacerlas visibles, bellas y dignas, para ‘cepillar la historia contra el grano’,- en la expresión de Benjamin-, y desactivar los aparatos de fabricación del odio; para invitar a reconciliarnos, a trabajar por la reconstrucción del territorio, hacer empatía con las personas y con la naturaleza que los actores de la guerra han asesinado y humillado”
María Belén Sáez de Ibarra, curadora

“El Testigo” es la muestra antológica del trabajo del reportero gráfico Jesús Abad Colorado, tal vez el periodista que ha registrado con mayor rigor el conflicto armado en Colombia. Esta exposición reúne más de 500 fotografías, en blanco y negro y color, muchas de ellas inéditas, que recoge los pasos de este ‘testigo’ tras las huellas de muchas tragedias de la Colombia profunda. Capturadas entre 1992 y 2018, las fotografías narran historias y sucesos de conflicto armado, desplazamiento y reconstrucción del tejido social en diferentes regiones del país, convirtiéndose en denuncia de la realidad de las comunidades que deben asumir su existencia como un acto de resistencia. “El Testigo” se exhibirá en el Claustro de San Agustín, a partir del sábado 20 de octubre. 

Partiendo de la imagen de un espejo roto, ‘El testigo’ busca narrar de manera fragmentada, las memorias del conflicto armado en Colombia a través del testimonio del reportero gráfico Jesús Abad Colorado, un periodista cuya aproximación al conflicto se ha realizado a través de una experiencia humana y una relación con las víctimas. Una memoria que no está construida de manera lineal ni pretende abarcar todo el territorio ni toda la historia del conflicto armado nacional sino construyendo desde la particularidad: desde los fragmentos de esa parte del país que él ha logrado documentar, desmarcando a las víctimas de la identidad colectiva que ha fomentado su invisibilidad, para identificarlos como personas únicas.

La verdad que se le quiere contar al país es siempre la de los vencedores, no la de los perdedores, población vulnerada en toda su dignidad humana. La verdad desde la que yo trato de acercarme es la de las víctimas, esas personas que han estado perdiendo constantemente y que están cansadas, pero que en muchos casos buscan regresar a su tierra para reconstruir sus vidas y vuelven a sembrar en lugares donde muchas veces recogieron sus muertos”. Jesús Abad Colorado
unnamed (1)

Foto: Marcha de los ladrillos. Granada, Antioquia 2001 ©Jesuìs Abad Colorado

Narrada en primera persona y construida con un equipo que lo ha acompañado durante meses, grabando, organizando y clasificando sus testimonios, ‘El testigo’ es la muestra más ambiciosa y minuciosa realizada sobre el trabajo de Jesús Abad Colorado: rodea cada fotografía con la descripción detallada de sus historias, en la propia voz de su testigo; está apoyada por recursos multimedia y proyecciones de algunas de sus imágenes a tamaños que alcanzan los 2.25 x 5 metros; además de mapas que exhiben el proceso histórico de la distribución de tierras, exponiendo la urgencia de una actualización catastral, y también de cifras, estadísticas y resúmenes de estudios realizados por el Centro Nacional de Memoria Histórica y la Unidad de Víctimas sobre la noción del conflicto como aparato de odio, con sus causas, procesos y consecuencias.
“La exposición mantiene el tono ético de Jesús Abad Colorado, donde no acusa ni toma partido, sino que invita a la responsabilidad colectiva de una historia dolorosa que ha atravesado al país y a una reconciliación para fomentar la esperanza y la reconstrucción. La muestra se presenta con el rigor científico de este periodista pero al mismo tiempo con el afecto y el sentimiento que lo caracterizan: un retrato amoroso que apuesta por la esperanza y la dignidad humana evocando la reconciliación como una invitación a ponernos en la piel del otro”. 
María Belén Sáez de Ibarra
Dividida en constelaciones determinadas por dinámicas que recogen la manera en que se ha ejercido y desarrollado el conflicto armado en lugares como Bojayá en Chocó, San José de Apartadó en Urabá o el Oriente antioqueño, además del desplazamiento, la desaparición, la resistencia, las desmovilizaciones y el postconflicto, entre otras. ‘El testigo’ no es solamente una exhibición, es el comienzo de un proyecto a largo plazo de publicación y de recolección del testimonio de Jesús Abad Colorado, sobre la investigación que él ha realizado en un momento muy particular de la HISTORIA y de sus muchas historias documentadas desde su aproximación a las personas y los territorios donde han ocurrido hechos trágicos, siguiendo los procesos de estas comunidades a través del tiempo.
 “A través de un espejo roto, de muchos fragmentos, la exposición recoge el testimonio de uno de nuestros grandes periodistas por su ética y rigor: un testimonio desde el afecto, con la visión de la humanidad de las víctimas para hacerlas visibles, bellas y dignas, para ‘cepillar la historia contra el grano’,- en la expresión de Benjamin-, y desactivar los aparatos de fabricación del odio; para invitar a reconciliarnos, a trabajar por la reconstrucción del territorio, hacer empatía con las personas y con la naturaleza que los actores de la guerra han asesinado y humillado”
María Belén Sáez de Ibarra, curadora

“El Testigo” es la muestra antológica del trabajo del reportero gráfico Jesús Abad Colorado, tal vez el periodista que ha registrado con mayor rigor el conflicto armado en Colombia. Esta exposición reúne más de 500 fotografías, en blanco y negro y color, muchas de ellas inéditas, que recoge los pasos de este ‘testigo’ tras las huellas de muchas tragedias de la Colombia profunda. Capturadas entre 1992 y 2018, las fotografías narran historias y sucesos de conflicto armado, desplazamiento y reconstrucción del tejido social en diferentes regiones del país, convirtiéndose en denuncia de la realidad de las comunidades que deben asumir su existencia como un acto de resistencia. “El Testigo” se exhibirá en el Claustro de San Agustín, a partir del sábado 20 de octubre. 

unnamed

Foto: Familia de Diana Fince. Portete, Guajira. abril 2011 ©Jesuìs Abad Colorado

Partiendo de la imagen de un espejo roto, ‘El testigo’ busca narrar de manera fragmentada, las memorias del conflicto armado en Colombia a través del testimonio del reportero gráfico Jesús Abad Colorado, un periodista cuya aproximación al conflicto se ha realizado a través de una experiencia humana y una relación con las víctimas. Una memoria que no está construida de manera lineal ni pretende abarcar todo el territorio ni toda la historia del conflicto armado nacional sino construyendo desde la particularidad: desde los fragmentos de esa parte del país que él ha logrado documentar, desmarcando a las víctimas de la identidad colectiva que ha fomentado su invisibilidad, para identificarlos como personas únicas.

La verdad que se le quiere contar al país es siempre la de los vencedores, no la de los perdedores, población vulnerada en toda su dignidad humana. La verdad desde la que yo trato de acercarme es la de las víctimas, esas personas que han estado perdiendo constantemente y que están cansadas, pero que en muchos casos buscan regresar a su tierra para reconstruir sus vidas y vuelven a sembrar en lugares donde muchas veces recogieron sus muertos”. Jesús Abad Colorado
Narrada en primera persona y construida con un equipo que lo ha acompañado durante meses, grabando, organizando y clasificando sus testimonios, ‘El testigo’ es la muestra más ambiciosa y minuciosa realizada sobre el trabajo de Jesús Abad Colorado: rodea cada fotografía con la descripción detallada de sus historias, en la propia voz de su testigo; está apoyada por recursos multimedia y proyecciones de algunas de sus imágenes a tamaños que alcanzan los 2.25 x 5 metros; además de mapas que exhiben el proceso histórico de la distribución de tierras, exponiendo la urgencia de una actualización catastral, y también de cifras, estadísticas y resúmenes de estudios realizados por el Centro Nacional de Memoria Histórica y la Unidad de Víctimas sobre la noción del conflicto como aparato de odio, con sus causas, procesos y consecuencias.
“La exposición mantiene el tono ético de Jesús Abad Colorado, donde no acusa ni toma partido, sino que invita a la responsabilidad colectiva de una historia dolorosa que ha atravesado al país y a una reconciliación para fomentar la esperanza y la reconstrucción. La muestra se presenta con el rigor científico de este periodista pero al mismo tiempo con el afecto y el sentimiento que lo caracterizan: un retrato amoroso que apuesta por la esperanza y la dignidad humana evocando la reconciliación como una invitación a ponernos en la piel del otro”. 
María Belén Sáez de Ibarra
Dividida en constelaciones determinadas por dinámicas que recogen la manera en que se ha ejercido y desarrollado el conflicto armado en lugares como Bojayá en Chocó, San José de Apartadó en Urabá o el Oriente antioqueño, además del desplazamiento, la desaparición, la resistencia, las desmovilizaciones y el postconflicto, entre otras. ‘El testigo’ no es solamente una exhibición, es el comienzo de un proyecto a largo plazo de publicación y de recolección del testimonio de Jesús Abad Colorado, sobre la investigación que él ha realizado en un momento muy particular de la HISTORIA y de sus muchas historias documentadas desde su aproximación a las personas y los territorios donde han ocurrido hechos trágicos, siguiendo los procesos de estas comunidades a través del tiempo.
El proyecto busca ante todo preservar el testimonio de estos fragmentos del conflicto armado, para compartirlos y socializarlos desde varias estrategias: la primera de ellas es la exposición, pensada de manera orgánica como una obra en proceso siempre plástico y cambiante, que irá creciendo y transformándose en el tiempo, buscando siempre la mayor resonancia de esas voces que nos hablan desde la profundidad de sus territorios y que además pueda itinerar y visitar otras salas dentro y fuera del país. Y la segunda es una publicación que acoja estos testimonios gráficos y escritos, desde sus memorias narradas en primera persona.
“El trabajo de Jesús Abad Colorado tiene la capacidad de manifestarse desde la estética, él logra con su lente recoger imágenes que retienen el instante de la historia, son fotos para la memoria de un pueblo, fotos que recogen ese relámpago en el que se ilumina la historia. Un instante y un sentimiento que podrían generar una transformación en las personas que visiten la exposición”.
María Belén Sáez de Ibarra
Son más de 500 fotografías que se tomarán cuatro salas del Claustro de San Agustín, un espacio que adquiere aquí una dimensión poderosa pues actúa de amplificador de la voz y la tragedia de las víctimas, al estar ubicado frente al Palacio de Nariño y a pocos pasos del Capitolio Nacional. Un espacio simbólico donde las víctimas serán conocidas por su nombre y su rostro, a través de fotografías que se han capturado con las pulsaciones del alma y narran historias de dolor, resistencia y resiliencia.
“Me parece importante hablar de la piel de la guerra, la que viven los campesinos y la que se devora también a la naturaleza. Yo pienso en esa piel que está en algunas de las fotografías: en el río que lleva petróleo o cuerpos, en el cráter que arrasa, en las marcas y huellas de combates en los árboles, en la trinchera, en los animales en medio de la guerra”.
Jesús Abad Colorado
jesus

Foto realizada por Tatiana Rojas (2018)

JESÚS ABAD COLORADO
“Soy periodista, soy fotógrafo y durante muchos años he utilizado las salas de exposición como una forma de narrar la historia de lo que nos ha pasado, en una sociedad a la que le da vergüenza mirarse en ese espejo roto que nos ha dejado la guerra. Hago imágenes con sentido de memoria, no para guardar en un archivo de prensa; son fotografías sencillas, pero dignas y hechas a pie, como se hace el periodismo, y por eso tienen nombre y tienen rostro, para que podamos entender que ese dolor también debería ser el mío, que nuestra responsabilidad también es ayudar a solucionar esa historia trágica que ha ocurrido en el país”
Jesús Abad Colorado

Ganador del Premio Nacional de Fotografía 2018 otorgado por el Ministerio de Cultura de Colombia, a comienzos de septiembre de 2018, Jesús Abad Colorado López nació en Medellín en 1967. Egresado de Comunicación Social de la Universidad de Antioquia, con un diplomado en periodismo responsable, empezó como reportero gráfico del diario El Colombiano donde permaneció de 1992 a 2001. Es el fotógrafo colombiano que más ha documentado el conflicto armado en Colombia. Fue investigador, entre 2008 y 2013, del Grupo de Memoria Histórica de la CNRR (Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación en Colombia).Sus fotografías han hecho parte de exposiciones en Colombia y en el exterior; además de los libros, Relatos e Imágenes: El Desplazamiento Forzado en ColombiaDesde La Prisión, Realidades de las Cárceles en Colombia Mirar de la vida profunda. Ganó el Premio Simón Bolívar en tres ocasiones, así como los premios internacionales: Caritas, en Suiza por su trabajo comprometido en la búsqueda de la verdad y la justicia social; y el CPJ International Press Freedom Awards, en Estados Unidos, otorgado por el Comité para la Protección de Periodistas, candidato al prestigioso Prix Pictet (premio de fotografía más importante del mundo).