El Museo Nacional de Colombia, entidad adscrita al Ministerio de Cultura, presenta la exposición ‘El Reino frente al Rey. Reconquista, Pacificación, Restauración. Nueva Granada (1815 – 1819)’, la cual propone una nueva interpretación histórica de esos cuatro años de transiciones sociales, políticas y económicas, con el fin de propiciar reflexiones sobre ese período y la actualidad de nuestro país.

La muestra que estará a disposición del público entre el 1 de septiembre y el 29 de octubre de 2017 plantea interrogantes como ¿Por qué no funcionó la pacificación realista y sí la patriota? ¿Cómo explicar el triunfo del sistema republicano en la Nueva Granada? ¿Qué papel juegan el perdón y el castigo en la resolución de los conflictos civiles?

La exposición está dividida en tres partes que tienen una identidad cromática propia, pero, en lugar de distinguirlas mediante colores diversos, el recorrido propone una senda acumulativa. La idea es que el primer tono en solitario, así como su unión con el segundo, y la de ambos con el tercero tracen una lectura cada vez más compleja del tema narrado.

El recorrido comienza con el rojo, que resume la idea tradicional del período de la “Reconquista” como tres años de cadalsos y devastación. Aquí se presentan retratos de algunos de los patricios que fueron pasados por las armas en Santa Fe y Cartagena y documentos que demuestran el descontento del pueblo con los desmanes del Ejército Pacificador. Así mismo, se exhiben mapas provenientes del Centro Geográfico del Ejército español que fueron elaborados por oficiales realistas, entre cuyas tareas se encontraba la producción de conocimiento cartográfico acerca de un territorio entonces teatro de la guerra.

En la siguiente sección, el amarillo y el rojo aluden a los colores de la bandera española. Dejando de lado la sangre patriota derramada, se abordan las estrategias de supervivencia de la gran mayoría de neogranadinos que en lugar de oponerse frontalmente al régimen restaurado se acogieron al indulto del rey, emigraron a colonias y países extranjeros o se las arreglaron para preservar su posición mediante el soborno, la destrucción de documentos incriminatorios o el tráfico de influencias.  Así mismo, se cuestiona el relato tradicional de la Reconquista forjado por la propaganda patriota, elaborado por los historiadores del siglo XIX y difundido por Jesús María Henao y Gerardo Arrubla en su conocido manual.

En la tercera y última sección, el amarillo, el azul y el rojo componen la bandera de la República de Colombia. El objetivo es doble: por una parte, comprender las estrategias implementadas por los revolucionarios para asegurar el triunfo de su proyecto político; por otra, cuestionar la idea misma de Libertadores, ya que la derrota del régimen restaurado obedeció a una aspiración general más que a la voluntad de unos pocos. A diferencia de lo acontecido durante la pacificación ordenada por Fernando VII, los fundadores de Colombia supieron implementar una política generosa de perdón y olvido, a pesar de lo cual los pueblos siguieron padeciendo las consecuencias de una guerra que se prolongó hasta 1825: reclutamientos, empréstitos, confiscaciones, violencia en contra de las mujeres, etc.

Como complemento a la exposición El Reino frente al Rey, el Museo Nacional diseñó una programación educativa y cultural, en la que se incluyen charlas, visitas especiales y talleres, entre otras actividades.

La exposición es una iniciativa del Ministerio de Cultura a través del Museo Nacional de Colombia, con la curaduría de Daniel Gutiérrez Ardila y el apoyo de la Asociación de Amigos del Museo Nacional de Colombia.