Seleccionar página

En cinco años, Diamante Eléctrico ha cosechado numerosos logros, por tal razón celebrarán con el concierto Los días raros: 5 años de Diamante Eléctrico, en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo. La banda interpretará su reciente sencillo Días raros, que grabó recientemente junto a Billy Gibbons (ZZ Top), y hará un repaso por las canciones más importantes de sus tres discos Diamante Eléctrico, B y La Gran Oscilación, acompañados de invitados especiales de la escena nacional e internacional.

La Gran Oscilación, el tercer y último álbum de Diamante Eléctrico, los llevó a importantes festivales como Coachella, Vive Latino y Pal Norte, entre otros, y en esta ocasión lo presentan por primera vez en vivo en Bogotá. Este álbum recibió recientemente la nominación al Latin Grammy a Mejor Álbum Rock y fue grabado y mezclado por Joshua V. Smith (Jack White, Beck, The Dead Weather y Neil Young). La canción Déjala rodar, escrita por Juan Galeano, fue nominada en la categoría  de Mejor canción de rock.

En sus primeros cinco años de carrera musical, Diamante Eléctrico ha presentado más de 280 shows en países como Colombia, México, Estados Unidos, Francia, Costa Rica y Guatemala.

“La presentación del 4 de noviembre va a ser muy especial ya que es una fecha en la que queremos celebrar con toda la familia del Diamante Eléctrico; será una noche con muchas sorpresas en la que haremos un repaso por los primeros 5 años de la banda y sacaremos en tarima todo ese kilometraje que hemos ganado a lo largo de este tiempo en esta carretera que es el rock”, afirma  Daniel Álvarez, guitarrista de la banda, acerca del show Los Días Raros: 5 años del Diamante Eléctrico.

Sobre Días Raros, canción que marca la primera colaboración entre Diamante Eléctrico y un artista internacional, el legendario guitarrista Billy Gibbons, miembro de la agrupación ZZ Top, el vocalista de Diamante Eléctrico, Juan Galeano, comenta: “Días raros, sin duda alguna, es una canción que da pistas de lo que será el sonido del Diamante Eléctrico en un cuarto álbum, un sonido más enfocado al groove. Además, la canción marca un hito importante por lo que representa Billy en la historia del rock. Es una canción positiva, pero a la vez, la letra habla sobre esos días en los que uno vive y también muere un poco”.